30/11/09

Universidad e internet

En universidad e internet hablaremos de reinventar la educación, de llevar el aula universitaria al hogar empleando las tecnologías disponibles, que incluyen desde internet hasta material interactivo en cd o dvd´s para los sitios donde el internet no es masivo.
¿Cómo es esto? Que las universidades que siguen apostando al sistema tradicional de construcciones, aulas, nóminas costosas, acrílicos y marcadores, libros voluminosos o fotocopias en cantidad y todo lo que implique el sistema tradicional de enseñanza, gracias a internet y las tecnologías de la información, pronto irán quedando rezagadas. Las instituciones educativas que deseen sobrevivir, deben pasar de tener unos cuantos computadores desfasados y docentes que le tienen fobia a los sistemas computacionales, a incrementar la productividad de los instructores, a optimizar el uso de las instalaciones, a mejorar en el progreso de los estudiantes y a aumentar el contenido con aportación para el desempeño profesional de las materias.Los cursos y maestros electrónicos serán inevitables; luego la web 2.0 y la web 3.0 son el camino de la reingeniería educativa. Pero es claro que las universidades públicas no van a ser la pioneras en ese proceso ni mucho menos nuestros docentes anclados en un pasado superado. Internet y la tecnología tendrán mucha incidencia en la reducción de costos de la educación y en el mejoramiento de su calidad. Sobre todo en las instituciones educativas del ámbito privado, donde la calidad y la competitividad son el día a día, donde los resultados mandan y sostienen los procesos. Pero estos beneficios y bondades de internet, la interactividad y los sistemas virtuales no solo beneficiarán a la educación formal; irrumpen y con mucha fuerza en la educación no formal aunque han sido subvalorados.
La consigna a seguir es producir cantidad y calidad de material didáctico electrónico con la ventaja de su re-utilización y fácil actualización para posteriores usos, superando limitantes geográficos, evitando desplazamientos innecesarios y alcanzando una coberturas inimaginable.
A corto plazo nos imaginamos que la educación privada reinventará el aprendizaje y producirán dicho material, cimentando la teleeducación. Adoptando temas electrónicos reducimos el número y los costos de los maestros requeridos. Podemos involucrar en los perfles educacionales, materias y temas en cuestiones específicas de su mercado laboral, de tal forma que los contenidos "aterricen" en la realidad del personal que estamos cualificando.
A mediano y a largo plazo, crear nuestras aulas electrónicas, exigirá mejor preparación a nuestros docentes y de alguna forma, contribuirá al inevitable proceso de privatización de la educación tradicional.Derivación de lo anterior, es que el enorme gasto público para construir, conservar y operar instalaciones educativas pasará a un plano inferior, gracias a nuestras aulas electrónicas.
El sistema de educación interactiva propuesto, permitirá que cada estudiante se desenvuelva a su propio nivel y avance hasta donde desee, automotivándose con sus resultados en línea. Internet y las plataformas educativas implementadas nos permitirán interactuar en sesiones de preguntas y respuestas, incluyendo a muchos estudiantes del mismo nivel en tiempo real, sin distractores y enfocados en los temas concretos.
Es claro que las aulas repletas de estudiantes hacen impráctico para un maestro prestar atención específica a grupos de alumnos de diferentes niveles de capacidad de aprendizaje e intereses, sin contar con la atención personal a estudiantes. Y es que debe imponerse la necesidad real sobre la artificial: requerimos una educación de acuerdo con las necesidades individuales y la virtualidad e internet son nuestras herramientas para diseñarla y lograrla efectivamente.
Se ha infravalorado el empleo de los videos educativos, las conferencias en mp3, los chats , los foros y la interactividad que la web 2.0 nos viene brindando. Nuestras universidades públicas de habla hispana en general, cuando lleguen a la web 2.0 muy seguramente el mundo irá por la web semántica o ulteriores desarrollos de la misma.
El aula virtual.
La educación interactiva que emplee a fondo las virtudes de internet, será nuestra aula escolar, donde la lluvia no impedirá que el docente llegue tarde (ni mucho menos los alumnos, que podrán revisar los materiales a la hora que deseen y hacer los quizes y talleres en los horarios más convenientes para ellos sin rebasar los tiempos programados) ni en malas condiciones sanitarias.
Resumiendo Universidad e internet: crecerá el diseño electrónico de temas, tanto educativo como de capacitación industrial; crecerá el software educativo y de capacitación, incentivando maestros interactivos. Esto sucede y sucederá con o sin su concurso señor docente, señor administrador de universidad; ustedes eligen si se suben o no a este vehículo, ya no de futuro lejano sino mediático.
Leer: Piratería y tecnología