3/9/10

Mi Sensei en internet

Mi sensei en internet tiene un dominio web hace 8 años con tanto pagerank como mi dominio principal que tiene 1, no lo entiendo. Lo triplico en visitas y en ingresos adsense. Con afecto, en nuestras conversaciones le manifiesto mis puntos de vista sobre sus respectivos sites, que son muy pesados para cargar, que los aligere de gráficos y demás, que escriba con mayor frecuencia y elimine tántos y tántos objetos externos de su página web. Él es de la escuela de los dibujitos y los movimientos, del flash por allí y de los efectos por allá. Pero internet va más allá de eso. La velocidad es reina en todos los campos.
Mi sensei en internet dicta conferencias, asesora empresas importantes en le medio local y tiene lo suyo a nivel de reputación personal y empresarial, no se lo quito; pero en internet su cobertura es limitada. El fuerte de su mercadeo lo ha enfatizado en facebook. Personalmente el fuerte de mi mercadeo y caza de visitantes lo hago por y para los buscadores (no nos digamos mentiras, para google): el 83-90% de mi tráfico web viene vía google, el 4% vía acceso directo o bookmark, el 4% vía otros buscadores, el 1% por medio de uno de mis antiguos blogs gratuitos, el 0.9% vía twitter mientras el 0,24% llega vía facebook (donde fuera del perfil personal tengo página para mi site y un intenso trabajo de compartir enlaces, publicar en el muro y demás). Por los resultados sigo apegado a mi fórmula de dar prelación a los buscadores.
Mi sensei en internet sigue pensando en contenidos automatizados como videoblogs mientras que yo le sigo apostando al contenido personalizado. Estimo a mi sensei en internet pero vamos por rumbos radicalmente distintos.